73.000 viviendas se vendieron en Bogotá y Cundinamarca durante 2020, de acuerdo con información de Camacol.

La Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) dio a conocer que, a pesar del impacto del COVID-19 en la economía, la venta de vivienda en 2020 fue positiva, debido a que los hogares invirtieron en este segmento aproximadamente 15,3 billones de pesos.

“En la región se vendieron 73.452 unidades de viviendas durante 2020. En Bogotá 43.244 y en Cundinamarca 30.208, cifras que significan variaciones de 12% y -1.1% respectivamente, comparado con 2019”, dijo el gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca, Alejandro Callejas, basándose en las cifras de Coordenada Urbana® con corte a diciembre de 2020.

Así mismo, en comparación con 2019, el lanzamiento ha sido positivo: en Bogotá se lanzaron al mercado 46.677 unidades de viviendas, 7,5 % más que el año anterior, y en Cundinamarca 27.599 (+1,5%).

“Desde Camacol B&C estamos seguros que este año la actividad en Bogotá y Cundinamarca seguirá está dinámica de crecimiento constante. Para lograrlo, confiamos en que se le dé continuidad a la política de vivienda y a la consolidación de importantes proyectos como lo son los planes parciales. Además, esperamos que se tomen determinaciones normativas claves para el futuro de Bogotá y la región, generando así mayor confianza para la inversión y para los hogares”, afirmó Callejas.

El representante de Camacol B&C también explicó que en 2020 se inició la construcción de de 26.952 unidades de vivienda en Bogotá y 23.673 en el departamento, una cifra importante para el producto interno bruto (PIB) del país.

“A pesar de no ser igual de positivo a las de ventas y lanzamientos, debido principalmente al impacto de la pandemia en la región, este indicador muestra comportamientos importantes, teniendo en cuenta la actividad económica que se genera”, explicó Callejas.

“Esperamos para los próximos meses la dinámica de comercialización registrada se traduzca en generación de empleo, con la contratación de mano de obra, y un aporte a la reactivación económica con la demanda de insumos que representa aproximadamente 4.6 billones de pesos. Esto claramente dependerá que en los próximos meses se superen las limitaciones asociadas a la pandemia que tanto han venido afectando este indicador”, agregó.

Le puede interesar: Buenas proyecciones de vivienda para 2021: Camacol