La Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) informó que el país alcanzó un máximo histórico de 54.874 unidades habitacionales vendidas en el primer trimestre.

Teniendo en cuenta que Colombia se encuentra en un proceso de reactivación, debido a los efectos de la pandemia del COVID-19, la venta de vivienda es uno de los segmentos que está aportando a la economía.

De los cerca de 55.000 hogares colombianos que adquirieron vivienda nueva en el primer trimestre de 2021, el 68 % representa el segmento de vivienda de interés social (VIS), con 37.004 unidades en total.

“Este comportamiento del sector es un claro mensaje de la confianza que tienen los hogares colombianos en la adquisición de vivienda como fuente de bienestar y consolidación del patrimonio, ya que invirtieron en vivienda nueva entre enero y marzo de este año 11,9 billones de pesos, lo cual demuestra que los hogares colombianos siguen considerando la vivienda como una prioridad de inversión”, dijo Sandra Forero Ramírez, presidenta ejecutiva de Camacol.

El sistema de análisis e información de Camacol Coordenada Urbana también encontró que las iniciaciones están consolidándose: en los primeros tres meses, se inició la construcción de 38.140 viviendas, el mejor registro de los dos últimos años, en el que la vivienda social tuvo 24.879 iniciaciones.

En la vivienda No VIS, por su parte, se inició la construcción de 13.261 unidades, 5.200 más que hace un año, lo que representó un crecimiento del 65 %. “Con la construcción de nuevos proyectos estamos asegurando la reactivación económica y del empleo del país con una actividad capaz de generar 165 mil puestos de trabajo con este volumen de iniciaciones, y que jalona uno de cada dos sectores de nuestra economía, lo cual implica una demanda de insumos por 4,2 billones de pesos”, sostuvo Forero.

La dirigente gremial también destacó el compromiso del empresariado por continuar con el crecimiento, pues en el último año, los empresarios lanzaron 194.481 nuevas unidades de vivienda, de las cuales 146.353 son VIS, lo que significó un aumento del 40 por ciento de la nueva oferta en dos años.

“En materia de proyectos con oferta disponible, la vivienda social es el eje central del mercado. 75 de cada 100 viviendas nuevas que se lanzan al mercado corresponde a Vivienda de Interés Social, una tendencia que va al alza y que demuestra el éxito del programa Mi Casa Ya, y que sumado a los instrumentos que permiten la generación  de nueva oferta, se debe  preservar y fortalecer cada vez más”, dijo Forero.

Le recomendamos: Ventajas que ofrecen los aislamientos acústicos en tiempos de teletrabajo