Implementar el sistema Lean produce diversos beneficios en un amplio número de aspectos de la empresa y al mismo tiempo es una apuesta clave para la competitividad.

El Lean Construction, también conocido como, optimización de recursos, es una filosofía de gestión  que se basa en la optimización de los procesos de construcción siguiendo los principios de la mejoría continua y la adaptación del Toyota Production System al sector constructor.

Elementos de la filosofía Lean incluyen la resolución de conflictos, ya que se piensa que resolver la causa del problema genera aprendizaje en la organización. De igual forma, busca añadir valor a las organizaciones a través del desarrollo del personal y los colaboradores.

Así mismo, se centra en los procesos, que generados de la forma correcta, producen los resultados esperados. Además busca una filosofía a largo plazo.

Esta tendencia, según un informe de McGraw Hill Construction, se caracteriza por generar beneficios como:

  • Mayor calidad en la construcción.
  • Más satisfacción del cliente.
  • Mayor productividad.
  • Mejora de la seguridad.
  • Reducción de los plazos de entrega.
  • Mayor beneficios y reducción de costes.
  • Mejor gestión del riesgo.

El sistema Lean Production busca eliminar las actividades que no agregan valor al cliente; optimizar y reducir tiempo en la producción, reducir costes y mejorar la calidad del producto.

Frente a los procesos de construcción tradicionales, que enfrentan problemas, en ocasiones, desde su fase inicial hasta su ejecución, uso y mantenimiento, la implementación de Lean Construction puede promover la formación en nuevos sistemas de planificación y gestión de obras.

También, controlar la falta de rigor en el cumplimiento de las medidas de seguridad y evitar omisiones, errores en proyectos y falta de coordinación entre los diferentes actores que forman parte de las diferentes fases del proyecto.

 Si se pregunta cómo implementar esta técnica de gestión, el Sistema Mexicano de Lean Construction reseñó las fases para llevarlo a cabo:

De acuerdo a lo anterior, podemos deducir las fases de un proyecto Lean se definen de la siguiente manera:

  • Fase de definición del proyecto en equipo
  • Fase de diseño Lean de acuerdo a los requisitos y alternativas
  • Fase de suministros de materiales Lean
  • Fase de montaje o ejecución
  • Fase de uso y mantenimiento