Los aislamientos acústicos han tomado protagonismo en tiempos de pandemia, en donde el teletrabajo o estudio en los hogares es más frecuente.

El trabajo desde casa ha llevado a las personas a dividir los espacios, en la búsqueda de tranquilidad y concentración y, debido a esto, los aislamientos acústicos son una de las opciones ideales para lograr ese confort.

De hecho, contrario a lo que se cree, es una tendencia que llegó para quedarse: un 89 % de las personas encuestadas por la consultora Boston Consulting Group (BCG) dijo que su preferencia en el futuro será por un empleo que les permita trabajar desde casa, al menos de vez en cuando.

Pero, ¿cómo aislar el ruido y dividir los espacios de una manera estética sin afectar el diseño del hogar? Justamente, los separadores acústicos son una de las mejores opciones, de acuerdo con FiberGlass Isover, compañía del Grupo Saint- Gobain, especialista en soluciones para el sector constructor.

Consulte nuestra guía de proveedores para constructores acá. 

Esto, se debe a que proveen una absorción acústica óptima; son impermeables, con alta resistencia al desgaste y durabilidad a la luz; flexibles, al permitir ser instalados y ubicados en cualquier ambiente; su sistema de fijación permite la configuración entre paneles para formar barreras acústicas y son seguros para toda la familia.

Con estos materiales se pueden crear espacios con mejor confort térmico, acústico, de impermeabilización y excelencia en la calidad del aire. Según FiberGlass Isover, por otro lado, adicional a los beneficios mencionados, en el mercado podrá encontrar productos que cuentan con declaraciones que certifican su compromiso con el medio ambiente.

Le puede interesar: Casos de éxito: uso de tecnologías disruptivas en proyectos constructivos