El decreto de virtualización de trámites tiene como objeto “ordenar la racionalización, simplificación, automatización y virtualización de los trámites administrativos vinculados a la cadena de Urbanismo y Construcción, en la que intervienen dieciséis (16) entidades distritales, así como los plazos para que las entidades Distritales virtualicen dichos trámites a través de la plataforma web SuperCADE Virtual Ventanilla Única de la Construcción. En este acto administrativo se establecen los servicios a virtualizar, el alcance del proceso de racionalización y el término para legalizar los trámites que no cuenten con la normatividad correspondiente”.

Con esto se busca una mayor eficiencia de parte del sector edificador con el fin de que beneficie al desarrollo urbano de la ciudad. “Este es un avance muy importante para el sector edificador y para el desarrollo de la ciudad. Es un paso más que brinda mayor transparencia en la gestión de la Administración a la hora de autorizar los trámites asociados al sector, y además proporciona seguridad jurídica al desarrollo de la actividad. Estamos muy satisfechos porque con este decreto se logrará la virtualización de alrededor de 56 de los 64 trámites que hoy se deben realizar en la cadena de urbanismo y construcción en Bogotá”, afirmó la gerente de Camacol B&C, Martha Moreno Mesa, al conocer la publicación del Decreto 058 de 2018.

Además, con este decreto se busca más transparencia y trazabilidad, ya que cada una de las entidades deberá virtualizar como mínimo los siguientes servicios al ciudadano desde la Ventanilla Única de la Construcción (VUC): radicación virtual, agendamiento de citas, estado del trámite y su notificación como fase final. Esta virtualización deberá hacerse mediante la plataforma SuperCADE Virtual VUC de la Secretaría Distrital de Hábitat, entidad líder en esta transformación. Además, se exigirá la reglamentación de trámites que hoy no son regulados, lo que proporciona mayor seguridad jurídica a la actividad.

(También le puede interesar: ¿Qué debe saber y exigir una persona u organización si va a comprar o construir un inmueble?)

La virtualización se ejecutará en seis fases: diagnóstico operativo de cada entidad, interoperabilidad de la información, interacción con el ciudadano, desarrollo transaccional del trámite, mecanismos de coordinación, y seguimiento, evaluación y ajuste. Este proceso garantiza que de manera electrónica se tengan validez los procesos que hoy son físicos.
Para llevar a cabo los procesos, el Decreto reúne a las 16 entidades en tres grupos, a los que establece plazos para la implementación entre el primer semestre de este año y el segundo de 2019.

“Creemos que los procedimientos y estrategias que trae el nuevo Decreto requieren de un plan pedagógico y de un acompañamiento tecnológico y jurídico permanente, que ayude a las entidades distritales a iniciar las fases de virtualización de sus diferentes trámites. Por eso, estamos listos para apoyar en la construcción de un manual práctico que explique al usuario y a los funcionarios el paso a paso de lo que consagra el Decreto”, explicó Martha Moreno Mesa.

“Con la virtualización de los trámites estamos seguros de que la disminución de los tiempos, costos y reprocesos será significativa, lo que permitirá que el desarrollo de la ciudad continúe de forma ágil y transparente”, agregó.